En 1986 en las calles del actual Soho londinense solo se encontraban sex shops, prostíbulso y bares de mala muerte. Todo esto cambió cuando las autoridades decidieron dar la vuelta a la situación del barrio denegando la renovación de licencias a todos aquellos locales que se consideraron no apropiados para una ciudad como Londres.

Donde antes estaban los antros y prostíbulos, ahora habitan edificios de apartamentos, restaurants y discotecas de diseño, junto a modernas tiendas de ropa con las tendencias más actuales, lo cual mezclado con el neon de los sex shops que quedan, forma una atractiva atmósfera que le da al Soho esa imagen de barrio moderno.

0 heelsments:

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

Blogger Template by Blogcrowds.