Este barrio, situado en el centro de la animación cultural de la ciudad, acoge desde hace tiempo numerosos festivales internacionales. Cuenta con unas treinta salas para espectáculos, como las de la Place des arts, galerías de arte y centros de difusión de la cultura alternativa. Un distintivo luminoso permite destacar concretamente las siguientes salas: Théâtre du Nouveau-Monde, Monument-National, Société des arts technologiques, Métropolis y Club Soda.



Próximo al centro de la ciudad, el Plateau es un barrio de dimensiones humanas, visitado por su intensa vida cultural, sus restaurantes de moda y su estilo de vida “urbano” y amable. Situado al este del Mont Royal y cerca del Parque Lafontaine, es un barrio muy apreciado por los artistas, donde las grandes avenidas comerciales alternan con pequeñas calles de casas bajas con sus típicas escaleras exteriores.



Situado en torno a la Universidad de Quebec en Montreal, este pequeño barrio de estudiantes rebosa de vida y actividad. En la popular calle Saint-Denis abundan los bares, cafés, restaurantes, librerías y tiendas de todo tipo. Las salas de cine y espectáculos, la Gran Biblioteca (Biblioteca Nacional), la Cinemateca Quebequense y el Instituto Nacional de Cinematografía (ONF) de Canadá, han hecho de este barrio uno de los espacios culturales preferidos de los montrealeses.



Este nuevo espacio urbano totalmente contemporáneo, próximo al barrio histórico del Viejo Montreal, abarca numerosas actividades internacionales. Sus plazas públicas, esculturas y fuentes realzan las fachadas de vidrio y piedra y constituyen un entorno adecuado para caminar. El barrio se extiende desde el imponente Palacio de Congresos hasta la sede de la OACI e incluye la Torre de la Bolsa, asociada al nombre del gran arquitecto italiano P. L. Nervi.



Montreal facilita las cosas a los amantes de las compras gracias a su ciudad subterránea. Esta red de más de 30 km de galerías comerciales y pasillos conecta grandes almacenes, restaurantes, hoteles, museos, cines y teatros, da acceso al metro y a las estaciones de tren y autobuses, facilita la comunicación entre 2.000 comercios y decenas de edificios de viviendas y oficinas. Casi 500.000 personas circulan por ella diariamente al abrigo de las inclemencias del tiempo.



A la entrada al centro de la ciudad unos inmensos arcos multicolores que recuerdan la China imperial, acogen al visitante en este pequeño rincón de Asia. El barrio chino te hará cambiar de aires, con su calle peatonal, sus comercios típicos, sus restaurantes y tiendas de alimentos. Los perfumes de Oriente, las farolas y el pavimento de bronce labrado que adorna la calle de La Gauchetière, el parque conmemorativo Sun Yat-Sen y el hotel cubierto de pagodas, te harán sentir en otro lugar.



Mientras se debate sobre la internacionalización de la Pasarela Cibeles, ahora llamada Cibeles Madrid Fashion Week, hay otras ciudades occidentales que pelean por estar en los puestos top. Es el caso de Montreal, que en los últimos años está invirtiendo grandes sumas de dinero por hacer de su pasarela un referente en América. Tras muchos años de esfuerzo y con numerosas empresas canadienses implicadas parece que se está abriendo paso.

Entre el próximo 14 y 17 de octubre se celebra The Montreal Fashion Week Otoño-Invierno en Bonsecours Market (Vieux Montreal), si tienes tiempo y puedes pasar un par de semanas allí descubrirás una gran ciudad, un bello país, podrás visitar la Retrospectiva de YSL en el Museo de Bellas Artes, disfrutar de compras en impresionantes tiendas y, para terminar, no te resultará difícil acceder a la semana de la moda.

Más info: www.montrealfashionweek.ca



Cuando estás lejos de lo que amas, lo echas de menos, y cuando estás cerca no sabes que decir. Pues así nos quedamos nosotros cuando entramos a ver LOVE en el Museo de Bellas Artes de Montreal. Sin palabras. Porque es la exposición-retrospectiva más interesante y bien montado que hemos visto jamás.



Ni notable, ni sobresaliente, ni matrícula de honor para los organizadores de la muestra. Sólo podemos decir GRACIAS por dejarnos ver de cerca estas obras de arte del Siglo XXI y corroborar que Yves Saint Laurent no fue uno más, sino uno de los mejores.

La exposición está dividada en cuatro hilos temáticos:

The Stroke of Pencil, un recorrido por el trabajo previo del diseñador.
The YSL Revolution, un repaso por sus prendas más andróginas.
The Palette, un estudio sobre el acertado e innovador uso que hizo de los colores.
Lyrical Resources, donde se exploran sus influencias históricas, literarias y artísticas.









Durante el recorrido pudimos comprobar sus diseños inspirados en el arte moderno, la cultura popular y los viajes imaginarios en Asia y África.

Además hay muchos bocetos, descripciones profundas de cada prenda, videos de la confección y de los desfiles, etc.

Una oportunidad única de ver el legado de quien revolucionara el armario femenino el siglo pasado.





Son las 11 de la mañana en Montreal, la segunda ciudad del mundo con más francoparlantes después de París. Pero no sólo es eso, es mucho más. Y es que Montreal reúne la sofisticación parisina, la vida de una gran urbe y un mundo cultural y artístico que nos está dejando asombrados.

Tras varias horas de viaje y cambios de aviones incluidos estamos por fin en Sherbrooke Street, la calle donde se encuentra el Museo de Bellas Artes y la exposición-retrospectiva de Yves Saint Laurent que venimos a ver: LOVE.

Entramos al Museo y lo primero con lo que nos encontramos es una gran escalinata, por supuesto, con alfrombra roja donde ya se ven algunos de los magníficos diseños del modisto francés.

La muestra se centra en el virtuoso trabajo de alta costura del diseñador y en ella se pueden admirar 145 piezas cedidas por la Fundación Pierre Bergé-Yves Saint Laurent, además de bocetos y vídeos con los que se puede conocer paso por paso el proceso creativo que escondían cada una de sus obras.

El Museo de Bellas Artes de Montreal albergará esta muestra hasta el próximo 28 de septiembre. La próxima parada de LOVE estará en San Francisco, en el Young Museum, del 1 de noviembre y hasta el 1 de mayo.

Vamos a disfrutar de la exposición, apuntar todo y no dejar escapar nada para contaros. Mañana más información…



Hace poco más de tres meses que nos dejó el genio de la costura Yves Saint Laurent, ese gran señor, difícilmente inigualable, que marcó un antes y un después en la forma de entender el complejo universo de la moda.

Cosas del destino hicieron que tres días antes de su fallecimiento se iniciara una retrospectiva de su vida y obra, bajo el nombre de LOVE, en el Museo de Bellas Artes de Montreal (Canadá) en colaboración con la Fundación Pierre Bergé-Yves Saint Laurent.

Desde HEELSHATS no hemos querido dejar pasar la oportunidad de ver y comprobar con nuestros ojos el gran legado del modisto francés y comprender de primera mano por qué será recordado como el gran revolucionario de la moda. Dejamos Madrid por unos días y ¡NOS VAMOS A MONTREAL!

Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal